Laminado y Templado:

Vidrios de Seguridad

Categorías

Pedí tu presupuesto o realizá una consulta

¿QUÉ ES UN VIDRIO DE SEGURIDAD?

 

Se nombra así a un cristal cuando se rompe en forma segura para las personas y evita accidentes mortales, a la vez que por su resistencia a la rotura protege de los peligros externos en lugares donde la seguridad de los bienes y personas corran un alto riesgo.

Se deben utilizar en áreas de riesgo de impacto humano. La seguridad extraordinaria que proporcionan es la razón por la cual actualmente es un requerimiento legal para la construcción en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, y muy pronto se extenderá al resto del país.

Además, las superficies acristaladas son uno de los puntos débiles en la seguridad de una construcción. Por eso hoy la resistencia del acristalamiento es un punto clave.

Existen dos tipos de cristales de seguridad:

 

A) TEMPLADO

 

Según los expertos en construcción y diseño, los vidrios templados constituyen el material más adecuado contra los accidentes, ya que estos no forman astillas filosas al romperse. Es fabricado mediante una técnica de calentado y enfriado rápido. Dado que este material se caracteriza principalmente por su resistencia (de 4 a 5 veces más firmeza que un vidrio simple), es recomendable para frentes, puertas y para evitar vandalismo. Además, porque al quebrarse se rompe en pequeños vidrios no cortantes ni punzantes, se le considera como un cristal seguro para los hogares donde hay niños y animales. Su ventaja con respecto al vidrio laminado es que no pierde transparencia. Es, también, más resistente al choque térmico que un vidrio común.

 

En volumen, la demanda mayor de vidrio templado a futuro sin duda, será para ser empleado en ventanas y puertas balcón, consideradas como áreas vidriadas de riesgo a impacto humano.

 

B) LAMINADO

 

Cuando se habla de proyectar grandes ventanales, los llamados vidrios laminados suelen ser una solución: brindan seguridad contra robos sin necesidad de rejas y protegen de desprendimientos por roturas. También filtran los rayos solares UV y ofrecen aislación acústica.

Este vidrio es fabricado a partir del cristal común. Para elaborarlo se utilizan dos láminas de cristal común, entre las que se intercala una lámina de plástico especial (generalmente PVB). El resultado es un cristal de alta resistencia, adaptable y de gran rendimiento, apto para un sinfín de soluciones arquitectónicas. El uso de este vidrio resulta ventajoso en caso de accidentes domésticos, porque no es necesario reemplazarlo con urgencia, ya que se mantiene fijo tras una rajadura.

 

El vidrio laminado presenta varias ventajas:

 

• Ayuda a mantener ilesas a las personas en caso de roturas, pues en caso de rotura los fragmentos quedan adheridos a la capa de PVB, evitando lesiones.

• Los vidrios laminados ofrecen protección contra daños de las radiaciones UV, impidiendo la decoloración de telas y mobiliario.

• Actúan como una barrera acústica y térmica, debido a que la onda de sonido se debilita al atravesar el vidrio y las capas intercaladas de PVB. Se reducen así las necesidades de refrigeración de edificios comerciales, oficinas y viviendas.

• Protección contra peligros externos: a un ladrón le toma 10 veces más de tiempo atravesar un vidrio laminado, en comparación con un vidrio templado estándar.

 

En Espacios Vidriados proveemos e instalamos vidrios laminados anti-robo, anti-intrusión y anti-bala.

 

Ud. puede consultarnos para elegir las ventajas de cada opción para su proyecto, le daremos el mejor asesoramiento.